viernes, 15 de agosto de 2014

EL DIARIO DE SOPHIE

9 DE FEBRERO DE 1801

                                   Vivo en la ciudad más lluviosa del mundo. Titania y yo contemplamos, sentadas en el alfeizar de la enorme ventana del salón, cómo cae la lluvia. 
                                   No se trata de una suave llovizna. Está lloviendo con fuerza. 
-Espero que no se inunde la casa-se inquieta Titania. 
-Nunca se ha inundado esta casa-le aseguro. 
                                  Mi padre está sentado en su sillón favorito leyendo The Times. Está suscrito a ese periódico desde que me alcanza la memoria. 
                                 Mi madre, mientras, está sentada en el sofá. Se encuentra bordando un mantel. 
                                 Borda con punto de cruz las iniciales de Titania. 
-Mi madre cree que te vas a casar tú primero, Tania-le digo a mi prima-Pero, antes, tiene que venir lord Alexander a hablar con mi padre. Eres menor de edad. Y estás bajo su cuidado. 
                                 Al pensar en su futura boda con lord Alexander, las mejillas de Titania se encienden. Puede que lord Alexander no termine de caerme bien. Pero Titania está enamorada de él y deseo que él le haga feliz. 
-¡Y tú podrías casarte con lord Frederick!-trina Titania. 
-¡Cállate!-le siseo. 


                     No quiero que mis padres lo sepan. Tengo muchas cosas que aclarar en mi cabeza. Lo que siento realmente por lord Frederick. Lo que lord Frederick siente realmente. Y no creo que vaya a aclarar esas dudas nunca. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada