lunes, 26 de mayo de 2014

FRAGMENTO DE "SENTIDO Y SENSIBILIDAD"

Hola a todos.
A estas alturas, es imposible no conocer el argumento de una de las mejores novelas de la gran Jane Austen, Sentido y sensibilidad. 
Todos nos hemos sentidos atrapados por las historias de las hermanas Dashwood, las dos mayores, Elinor y Marianne. Tan diferentes como el día de la noche...Elinor, sensata y reflexiva. Marianne, pura pasión e impulsividad. Sin embargo, dos hermanas que sufren por amor. Dos hermanas que están unidas por los lazos del cariño y de la familia.
Hemos imaginado sus vidas después de casarse Elinor con Edward y Marianne con el coronel Brandon. Hemos deseado saber lo que le depara el futuro a Margaret, la hermana menor.
Siempre existirá una gran atracción hacia esta gran novela que describe de manera irónica la vida de la burguesía rural y de lo que le deparaba el Destino a una joven en edad casadera.
En esta escena, vemos lo que la señora Dashwood, madre de las chicas, piensa tras conocer a uno de los seres más detestables jamás creados en una novela romántica, Willoughby. Lo que es hijo de p...hace en la novela clama al Cielo.

Si hubiera sido viejo, feo y vulgar, igualmente habría contado con la gratitud y amabilidad de la señora Dashwood por cualquier acto de atención hacia su hija; pero la influencia de la juventud, la belleza y elegancia prestó un nuevo interés a su acción, que la conmovió aún más. 



Portada de una edición inglesa de Sentido y sensibilidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada